AURICULOTERAPIA PARA OBESIDAD Y ADICCIONES. TERAPIA CON FLORES DE BACH PARA TODO TIPO DE PROBLEMAS EMOCIONALES, DEPRESIÓN, DEFICIT ATENCIONAL, ANGUSTIA, FOBIAS, MIEDOS, CULPAS. IRIDOLOGIA (EVALUACIÓN A TRAVES DEL IRIS. TERAPIAS NATURALES PARA TRATAR CUALQUIER TIPO DE DESEQUILIBRIO. BIOMAGNETISMO PARA DESEQUILIBRIOS CAUSADOS POR AGENTES PATÓGENOS (BACILOS, BACTERIAS, HONGOS, PARASITOS, VIRUS).
     Contacto
     Home
     CERTIFICADOS
     TERAPIAS QUE SE REALIZAN
     ARTICULOS DE AURICULOTERAPIA
     ARTICULOS DE AROMATERAPIA
     ARTICULOS DE BIOMAGNÉTISMO
     ARTICULOS DE DEFICIT ATENCIONAL
     ARTICULOS DE TERAPIA FLORAL
     => TERAPIA FLORAL Y SENTIMIENTOS DE DESESPERACIÓN Y ABATIMIENTO
     => TERAPIA FLORAL Y DÉFICIT ATENCIONAL
     => TERAPIA FLORAL Y EL TEMOR
     => TERAPIA FLORAL Y LA INCERTIDUMBRE
     => TERAPIA FLORAL Y SENTIMIENTOS DE FALTA DE INTERÉS
     => TERAPIA FLORAL Y EL SENTIMIENTO DE ESTAR SOLO
     => TERAPIA FLORAL Y LA VULNERABILIDAD Y DEPENDENCIA
     => Por qué las dietas no siempre funcionan
     ARTICULOS DE REFLEXOLOGIA
     ARTICULOS DE TECNICA METAMÓRFICA
     ARTICULOS DE SALUD VARIOS
     ARTICULOS DE NUTRICIÓN
     ARTICULOS BIBLICOS
     Libro de visitantes



Centrodesaludnaturalpvm - Por qué las dietas no siempre funcionan


Por qué las dietas no siempre funcionan

Las dietas no funcionan de igual modo para todas las personas porque no existen dos organismos idénticos como tampoco existen dos personalidades idénticas.

Adelgazar es algo que el organismo puede hacer: muchas personas adelgazan muchas veces en la vida. En cambio, mantener el peso ideal es algo que logran solo algunos: los que hacen gala de fortaleza emocional, y una clara visión de lo que buscan.

Nuestra experiencia define que fundamentalmente las dietas no funcionan en personas carentes de energía.

Muchas personas buscando adelgazar fracasan una y otra vez sin darse mucha cuenta de que lo que necesitan para salir adelante es educar sus emociones y modificar la forma en que enfocan el proyecto. El equilibrio emocional es la puerta abierta a los pensamientos acertados, esperanzadores, realistas que conducen a la acción correcta. El equilibrio emocional y el pensamiento equilibrado constituyen una magnífica fuente de energía; no en vano se los considera "caldos del buen cultivo" del mismo modo como son caldos de mal cultivo los que resultan de pensamiento y emoción en desequilibrio. Los primeros resultan energizantes en la misma proporción como los segundos resultan desgastantes. Si el equilibrio emocional es la primera fuente de energía, el desequilibrio emocional y el pensamiento desequilibrado, intoxicado de ilusiones, influencias, alejado de la realidad constituye la principal vía de escape de energía. Cualquier enfermedad del organismo, además de atacar ese órgano vital comprometido, desgasta las energías vitales de la persona; el enfermo necesita el doble de energía para llevar a cabo tareas mínimas y cotidianas como ir de la cama al baño. Así también las mentes "enfermadas" con rumores y creencias,  y el espíritu intoxicado o enfermo necesita el doble de energía para alentarse, darse ánimo, ponerse en movimiento, creer e imprimir en su sistema un estado psico-físico al menos aceptable para afrontar su jornada y cada desafío en ella. Un virus es capaz de enfermar a un organismo y debilitar a un cuerpo robusto del mismo modo como una creencia negativa puede enfermar la mente y el espíritu. Si bien es una realidad que las dietas no funcionarán en personas energéticamente debilitadas, con un bajo nivel energético a causa de "virus mentales",  la buena noticia para ellos es que estos bajos niveles son muy fácilmente recuperados y elevados mediante tácticas mentales y remedios para la emoción. Según el caso, la recuperación irá produciéndose de un modo gradual,  mientras que para otros, resultará un despegue enérgico, algo así como tocar fondo y rebotar.

Es necesario entonces que el que requiere obtener un logro en la baja de peso necesita reconocer la importancia crucial de efectuar observaciones apropiadas para mantener sus emociones en ese equilibrio dinámico gracias al cual su tratamiento para adelgazar tendrá éxito.  Corrigiendo los vicios en su manera de pensar, él mismo va convirtiéndose en su apoyo principal que lo ayudará a elegir el tratamiento adecuado, a actuar de un modo razonable. Con sus fuerzas pensantes vigorizadas y en equilibrio,  toda dieta funcionará.

 Las dietas no funcionan cuando no contemplan al individuo en su totalidad; cuando se basan en cuestiones de química, en el conteo de calorías. No funcionan las dietas cuando descansan en la  fuerza de voluntad, cuando fomentan la necesidad de la férrea disciplina, el auto-control, el espíritu ascético, excesivamente riguroso. Estas rigideces tan difíciles de mantener se quiebran tarde o temprano. O dejan, por todo saldo, una persona apagada, triste, sacrificada, carente de energías, alguien que ha perdido el gusto por la vida porque NO ha perdido el apetito o el placer de comer.

Las dietas no siempre funcionan; pero las cabezas sí. Por eso se hace necesario un entrenamiento cuyo objetivo es que todas las personas reconozcan en sí mismas hasta qué punto sus organismos ponen en evidencia los dictados de sus mentes;  la exactitud con que sus cuerpos reflejan el modo como se perciben a sí mismas obedeciendo y adaptándose impecablemente a los rigores de esa imagen intrapsíquica que conservan de sí mismos, y que los acompaña a todas partes. Cada persona conserva una idea que puede ser consciente o inconsciente,  sobre, por ejemplo, el tamaño de su estómago..

Por lo tanto, la pregunta "¿por qué las dietas no funcionan?" está mal planteada.

No son las dietas las que deben funcionar: es la mente del individuo ajustándose a un plan de reducción de peso, a una figura novedosa de sí mismo y a un punto determinado de su futuro. Operando con estrategia sobre, siguiendo el ejemplo,  la percepción del estómago se consiguen estupendos cambios.

El cuerpo siempre irá adonde la mente lo lleve.

No son las dietas las que deben hacer la tarea que proponen: es el individuo. Y el individuo actúa mejor y cumple con su propósito cuando su mente y emoción están alineadas. Las dietas no garantizan resultados exitosos y uniformes en todas las personas. El entrenamiento adecuado de la mente sí.

Es necesario aprender a adelgazar a conciencia; aprender a utilizar la cabeza---sus fuerzas pensantes --- para hacer realidad los objetivos operando eficazmente desde el mundo interior. Incorporar la información y la experiencias ofrecidas resultará de utilidad básica, tanto para la elección de un tratamiento para adelgazar como para su seguimiento ulterior.
La certeza siempre genera un poder extraordinario.

El favorable cambio de actitud es como una semilla que habilitará la cosecha de toneladas de conductas brillantes, una plaga positiva que invadirá los terrenos de negatividad produciendo a su paso la pérdida no traumática del excedente de grasa, la liberación natural de todo líquido retenido por factores emocionales. Con buen humor es más fácil seguir una dieta. El buen humor es el estado perseguido para adelgazar pues es el buen humor el encargado de guiar a la persona en la elección de esa dieta razonable que terminará dando buenos frutos.  A diferencia de las actitudes forzadas, el auténtico buen humor, se inclina naturalmente hacia el estado de salud radiante. Ofreciendo impactos positivos a la emoción el cuerpo regresa a la normalidad y las dietas funcionarán en todas las personas por efecto de la energía, independientemente del tratamiento que elijan.

Muchas personas "luchando contra la obesidad" en su afán por erradicarla, solo consiguen perpetuarla. Corroboran en sí mismas,  una y otra vez, que por sí solas, las dietas no funcionarán nunca y que tanto peor irán las cosas en un clima de pelea interior.  Sin embargo persisten en "dar batalla" contra ese impertinente que viene a molestar, (el sobrepeso). Persisten en sus estériles luchas contra esa cosa difusa, incorregible, inmanejable,  antojadiza, caprichosa, llamada "obesidad", que viene vaya uno a saber de dónde pero que viene a molestar. Fallan. Fallan desde el principio: ya Edward Bach advertía:  "no pelee contra sus dificultades, pelear contra la falta aumenta su poder.  Fallan y fallarán, una y otra vez, los que se niegan a aprender esa lección que se sitúa allí, frente a sus narices, y que permanece fresca, lista para que ellos la tomen y ella pueda guiarlos. La inutilidad de generar un clima interior negativo: de discordia, auto-rechazo, suspicacia o traición.

Como para todo proyecto, también para que el de bajar de peso funcione, es necesario el acuerdo interior en el individuo. Cuando hay acuerdo interior cualquier dieta funciona. Cuando no lo hay, ninguna será lo suficientemente buena.

En el caso del proyecto adelgazar, la ausencia de este acuerdo interior explica y se manifiesta en los rebotes de peso, en el atracón, el auto-engaño, o en recaídas emocionales. Los atracones, los rebotes de peso, son la consecuencia de una turbulencia emocional. La orientación ofrecida sobre el adecuado uso de las esencias florales --remedios que adecuadamente trabajados, vienen ofreciendo probada eficacia para sanar emociones negativas--intenta salvaguardar esta falta enseñando a lidiar con la turbulencia emocional para evitar que la misma cobre dimensiones significativas y consiga daños visibles. Las Flores de Bach trabajadas con pericia siempre irán al rescate cuando hay que enfrentar flaquezas emocionales como miedos, celos, impaciencia, dudas o incertidumbres. Estas observaciones motivaron la mención de aquellas esencias de Bach que mejor impulsan un tratamiento para adelgazar y que más beneficios traen al metabolismo.

La idea de adelgazar manteniendo la buena salud no puede materializarse por completo en la persona que se encuentra desarticulada de sentimientos positivos, separada del mundo de las ideas esperanzadoras y de las conductas brillantes que ayudarán a lograr el objetivo. Incorporar al sistema la emoción positiva que falta es recargarlo de ese combustible sin el cual no pueden andar. Se trata de una medida necesaria y sin embargo, a menudo descuidada. Las Flores de Bach, resultan ese combustible de máxima pureza; el buen uso de las mismas consigue poner al sistema cuerpo-mente de nuevo al servicio del proyecto beneficioso para la persona total.

La permanencia en un programa es motivo de dudas y temores. La permanencia es posiblemente el desafío más espinoso a enfrentar  para quienes desean que su sueño de rebajar esos kilos de más se convierta en realidad, y rápido. La permanencia se pierde a menudo por motivos en apariencia irracionales o inexplicables, casi siempre, a causa de la inestabilidad emocional de cualquier color.  La inestabilidad emocional no atendida a tiempo puede derivar en negatividad emocional y ésta inspirará pensamientos negativos desembocando en variedad de estados negativos del ser como por ejemplo: ausencia de interés, cinismo, abandono (abandono al cuerpo, o abandono a las dietas, abandono de las metas). Tanto la inestabilidad emocional como la negatividad son acentuadas por creencias a veces de larga data y muchas veces antiguas pero impregnadas en el individuo y cuya carga energética lo presionan en sentido contrario a su beneficio. No es difícil comprender, adivinar o anticipar, cuánto puede significar para alguien el hecho de efectivamente superar sus creencias limitantes de una vez y para siempre; mediante el uso estratégico del pensamiento con prácticas simpáticas y mediante procesos energéticos, no traumáticos sin precedentes.  

Pensamiento y emoción inciden en el metabolismo: huelgan las evidencias de que cambiando pensamiento y avivando la emoción, se reactiva el metabolismo. Esta suite de estrategias orienta al pensamiento hacia maneras más provechosas de pensar despertando esas emociones benéficas que resultan los impulsos indispensables para que el metabolismo vuelva a funcionar a pleno en favor de la persona que, retomando su confianza en él, sigue un plan de mejora personal y lo concluye con éxito. El sistema permite a todas las personas comprobar que su metabolismo se activa siempre mediante la razón, y que se reactiva y se normaliza mediante la normalización de la conciencia. El sistema requiere de la participación activa. A diferencia de los enfoques antiguos basados en la obligación , en el presente es la evaluación personal el factor que garantizara la permanencia en el tratamiento y esto ocurre porque la evaluación personal solo puede realizarse después de ensayados los ejercicios. Todo ejercicio ensayado deja el saldo de una comprensión magnífica, un estado de revelación que pide más. 

Hoy habia 2 visitantes (64 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!

Centro de Salud Natural PVM tiene como objetivo ofrecer terapias naturales personalizadas, en complemento a las medicinas convencionales.
El enfoque terapéutico es holístico, es decir se trata a la persona como un todo, ocupándose de la mente, alma y espíritu.. El tratamiento está enfocado a que el mismo organismo estimule su propia energía vital y restablezca su equilibrio, sanándose y curándose.
Se utiliza como método de diagnóstico la IRIDOLOGÍA y se lleva a cabo las terapias que sean más adecuadas para cada caso:
Aromaterapia, Auriculoterapia, Biomagnetismo, Drenaje linfático, Fitoterapia, Homeopatía, Masajes terapéuticos, Nutrición y Dietoterapia Naturista, Medicina Bioenergética (estímulos naturales), PNL, Reflexología, Terapia Floral.

Cursos y talleres.

También se realiza orientación de tipo espiritual.

Terapeuta Patricia Varela Mella
Licenciada en Naturopatía Holística, Homeopatía y Acupuntura de la Universidad de Aconcagua.

Atención en Santiago, comuna de La Reina consulta particular,calle Las Arañas 2353-C.
Fonos: 4159259 / 8-3036290
email: saludnaturalpvm@gmail.com/
naturopatapvm@gmail.com
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
"Y SOBRE TODA COSA GUARDADA, GUARDA TU CORAZÓN (LO MAS INTIMO DE TU MENTE), PORQUE DE EL FLUYE LA VIDA".