AURICULOTERAPIA PARA OBESIDAD Y ADICCIONES. TERAPIA CON FLORES DE BACH PARA TODO TIPO DE PROBLEMAS EMOCIONALES, DEPRESIÓN, DEFICIT ATENCIONAL, ANGUSTIA, FOBIAS, MIEDOS, CULPAS. IRIDOLOGIA (EVALUACIÓN A TRAVES DEL IRIS. TERAPIAS NATURALES PARA TRATAR CUALQUIER TIPO DE DESEQUILIBRIO. BIOMAGNETISMO PARA DESEQUILIBRIOS CAUSADOS POR AGENTES PATÓGENOS (BACILOS, BACTERIAS, HONGOS, PARASITOS, VIRUS).
     Contacto
     Home
     CERTIFICADOS
     TERAPIAS QUE SE REALIZAN
     ARTICULOS DE AURICULOTERAPIA
     ARTICULOS DE AROMATERAPIA
     ARTICULOS DE BIOMAGNÉTISMO
     ARTICULOS DE DEFICIT ATENCIONAL
     ARTICULOS DE TERAPIA FLORAL
     ARTICULOS DE REFLEXOLOGIA
     ARTICULOS DE TECNICA METAMÓRFICA
     ARTICULOS DE SALUD VARIOS
     ARTICULOS DE NUTRICIÓN
     ARTICULOS BIBLICOS
     => AMOR Y CONFIANZA EN DIOS
     => COMPASIÓN
     => COMO CONTROLAR NUESTRAS EMOCIONES
     => DEFIENDE TU MENTE
     => EL FRUTO DEL ESPÍRITU, LUCIR COMO EL SEÑOR
     => LIDIANDO CON LA OFENSA
     => NUESTRA ACTITUD DETERMINA NUESTRO FUTURO
     => LAS CLAVES DEL FRACASO
     => SU RESURRECCIÓN: LA ESTABILIDAD DE LAS EDADES
     => ESTABLECIENDO LA LEY DE LA CREENCIA
     => BOLETINJULIO2012COMUNIONDELAFAMILIACRISTIANA
     => BOLETINAGOSTO2012COMUNIONDELAFAMILIACRISTIANA
     => JESUCRISTO, ESPÍRITU VIVIFICANTE
     => LA RESISTENCIA DEL APOSTOL PABLO
     => EL PERDON
     => MIEMBROS DEL CUERPO DE CRISTO
     => JESÚS LA ROCA
     Libro de visitantes



Centrodesaludnaturalpvm - LA RESISTENCIA DEL APOSTOL PABLO


LA RESISTENCIA DEL APÓSTOL PABLO

Por Patricia Varela

 A continuación compartiré con ustedes una pequeña parte de la vida del Apóstol Pablo, de cómo era su vida antes de conocer al señor Jesucristo y lo que ocurrió cuando él se convirtió al cristianismo.  Asimismo les compartiré del principio de funcionar como un solo cuerpo, que precisamente esto fue lo que le permitió a él realizar la tarea que le había sido encomendada y edificar iglesias fuertes por todos lados.  También conoceremos algo de sus padecimientos y persecuciones pero también de cómo fue que resistió y que su confianza siempre estuvo puesta en Dios, que su consolación era que Dios lo consolaba en todas sus tribulaciones, para que también él pudiera consolar a los que estaban en alguna tribulación. 

 Apóstol Pablo, judío de nacimiento y educación; un hombre con grandes cualidades intelectuales y espirituales y un carácter polifacético: una gran personalidad y una gran estatura intelectual, un hombre muy apasionado, un hombre sumamente sociable, que disfrutaba de la compañía de sus amigos y amigas, y que edificó iglesias fuertes, que caminaban de acuerdo a la Palabra de Dios, iglesias que gozaban de paz y que se acrecentaban fortalecidas por el espíritu santo.

  Fue educado en su ciudad natal de Tarso (Asia Menor) y luego en Jerusalén en la escuela del famoso y piadoso miembro del Sanedrín, el fariseo Gamaliel. Él creció como celoso observante de las ancestrales tradiciones de su pueblo, siendo un convencido adversario de los cristianos, porque creía que ellos infringían las antiguas tradiciones patriarcales. Pero cuando esas tradiciones fueron desplazadas de su vida por una nueva causa, él siguió manifestando el mismo celo que había manifestado como perseguidor de la iglesia; pero, ahora, en su afán de edificar aquello que antes se esforzara en destruir. Ahora, servía al mismo Señor que antes había despreciado y, por amor a Él, todo aquello que antes le había sido valioso, era ahora rechazado.  El legalista de antaño se había convertido en el más versátil y flexible de todos los hombres a fin de que otros pudiesen conocer al mismo Señor que él había conocido. Todo en su vida estaba subordinado a la propagación de las buenas nuevas de su gracia y a ese fin él dedicaba todas sus energías y talentos.

 SU CONVERSIÓN

  Hechos 9:1 Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al sumo sacerdote,

  Hechos 9:2 y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén.

 Hechos 9:3 Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo;

Hechos 9:4 y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?

  Hechos 9:5 El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón.

Hechos 9:6 El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.

 Hechos 9:7 Y los hombres que iban con Saulo se pararon atónitos, oyendo a la verdad la voz, más sin ver a nadie.

 Hechos 9:8 Entonces Saulo se levantó de tierra, y abriendo los ojos, no veía a nadie; así que, llevándole por la mano, le metieron en Damasco,

 Hechos 9:9 donde estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió.

Hechos 9:10 Había entonces en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor dijo en visión: Ananías. Y él respondió: Heme aquí, Señor.

  Hechos 9:11 Y el Señor le dijo: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora,

Hechos 9:12 y ha visto en visión a un varón llamado Ananías, que entra y le pone las manos encima para que recobre la vista.

Hechos 9:13 Entonces Ananías respondió: Señor, he oído de muchos acerca de este hombre, cuántos males ha hecho a tus santos en Jerusalén;

  Hechos 9:14 y aun aquí tiene autoridad de los principales sacerdotes para prender a todos los que invocan tu nombre.

  Hechos 9:15 El Señor le dijo: Ve, porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel;

Hechos 9:16 porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre.

 Hechos 9:17 Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo.

Hechos 9:18 Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado.

 Hechos 9:19 Y habiendo tomado alimento, recobró fuerzas. Y estuvo Saulo por algunos días con los discípulos que estaban en Damasco.

Hechos 9:20 En seguida predicaba a Cristo en las sinagogas, diciendo que éste era el Hijo de Dios.

  Hechos 9:21 Y todos los que le oían estaban atónitos, y decían: ¿No es éste el que asolaba en Jerusalén a los que invocaban este nombre, y a eso vino acá, para llevarlos presos ante los principales sacerdotes?

Hechos 9:22 Pero Saulo mucho más se esforzaba, y confundía a los judíos que moraban en Damasco, demostrando que Jesús era el Cristo.

Hechos 9:23 Pasados muchos días, los judíos resolvieron en consejo matarle;

Hechos 9:24 pero sus asechanzas llegaron a conocimiento de Saulo. Y ellos guardaban las puertas de día y de noche para matarle.

 Hechos 9:25 Entonces los discípulos, tomándole de noche, le bajaron por el muro, descolgándole en una canasta.

 Hechos 9:26 Cuando llegó a Jerusalén, trataba de juntarse con los discípulos; pero todos le tenían miedo, no creyendo que fuese discípulo.

  Hechos 9:27 Entonces Bernabé, tomándole, lo trajo a los apóstoles, y les contó cómo Saulo había visto en el camino al Señor, el cual le había hablado, y cómo en Damasco había hablado valerosamente en el nombre de Jesús.

  Hechos 9:28 Y estaba con ellos en Jerusalén; y entraba y salía,

 Hechos 9:29 y hablaba denodadamente en el nombre del Señor, y disputaba con los griegos; pero éstos procuraban matarle.

  Hechos 9:30 Cuando supieron esto los hermanos, le llevaron hasta Cesarea, y le enviaron a Tarso.

  El Apóstol Pablo es la personalidad más influyente en la historia del cristianismo, ya que desde su conversión en el camino de Damasco su vida estuvo siempre dominada por una ardiente devoción a Cristo, quien se convirtió en el motivo, el objeto y el motor de su predicación, y que ha marcado la dirección del cristianismo desde entonces.

  Pablo poseía temperamento de jefe, voluntad de hierro, constancia inquebrantable, sentido para la iniciativa, extraordinaria capacidad de trabajo y gran resistencia, y un carácter conquistador; su carácter era, además, apasionado, impetuoso y dominador. Junto a su férrea voluntad, Pablo tenía también un alma de fina sensibilidad y condescendencia, y un corazón lleno de ternura que se pegaba a los hombres y despertaba fuerte simpatía, que sentía profundamente la necesidad y el dolor de los demás.

  1 Tesalonicenses 2:7 Antes fuimos tiernos entre vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos.

  Filipenses 1:8 Porque Dios me es testigo de cómo os amo a todos vosotros con el entrañable amor de Jesucristo.

  Nuestro Pablo era un hombre que creaba interés en torno a sí, que atraía a los demás y emanaba amistad, un precioso ejemplo para imitar, porque somos parte de un cuerpo, y en un cuerpo todos los miembros se cuidan, se ayudan, se apoyan, se protegen mutuamente, y precisamente este principio fue señalado por el Apóstol Pablo en la epístola de Romanos y también en Corintios, para que los creyentes caminaran de ese modo por la vida, porque ese era el estilo de vida que él predicaba y practicaba, para que la gloria siempre fuera de Dios.

  Romanos 12:4. Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función,

  Romanos 12:5. así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros.

 Pablo no hubiera podido hacer todo lo que hizo si hubiera estado solo, ni tampoco hubiera podido moverse para todos los lados en que se trasladó sino hubiera contado con los recursos físicos y materiales y el apoyo moral y espiritual de los demás miembros, es decir si las iglesias que él formó no lo hubieran apoyado en todos los sentidos, él nunca hubiera logrado todo lo que logró para la gloria de Dios.  Es imposible que un hombre pueda hacer muchas cosas si está solo y sin apoyo, y no hay ninguna iglesia que sea exitosa espiritualmente sino tiene miembros que funcionan como un cuerpo, haciendo cada uno su parte.

Romanos 12:6 De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe;

Romanos 12:7 o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza;

Romanos 12:8 el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.

Por otro lado es imposible que una iglesia prospere si los miembros no están en un mismo sentir, viviendo en genuino amor, haciendo las cosas de acuerdo a la voluntad de Dios, y ocupándose de las cosas que son necesarias para el crecimiento y la prosperidad de sus miembros.

Romanos 12:9 El amor sea sin fingimiento. Aborreced lo malo, seguid lo bueno.

Romanos 12:10 Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.

Romanos 12:11 En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor;

Romanos 12:12 gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;

Por lo tanto también es necesario y es requerido para que una iglesia prospere que todos apoyen tanto físicamente, pero también financieramente, para poder llegar a todos aquellos que tienen necesidades.

Romanos 12:13 compartiendo para las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad.

Haciendo el bien, pensando el bien de los demás, teniendo comunión los unos con los otros.

Romanos 12:14 Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis.

Romanos 12:15 Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran.

Romanos 12:16 Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.

Romanos 12:17 No paguéis a nadie mal por mal; procurad lo bueno delante de todos los hombres.

Romanos 12:18 Si es posible, en cuanto dependa de vosotros, estad en paz con todos los hombres.

Hay ocasiones en que puede que la pista se ponga pesada en nuestras vidas, ya sea en nuestros trabajos o con la familia o incluso con las amistades; sin embargo Dios todopoderoso nos exhorta que no olvidemos sus consejos, sino que nos mantengamos haciendo el bien con los demás, porque él nos recompensará.

Romanos 12:19 No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor (una mejor traducción es:  mía es la justicia, yo te recompensaré dice el Señor).

Romanos 12:20 Así que, si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza.

Romanos 12: 21 No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.

Y también en Corintios Dios nos vuelve a exhortar por medio de Pablo que nos mantengamos unidos y nos apoyemos, porque ese es el medio para no estar ni sentirse solos y para que no haya discordias ni desavenencias.

1 Corintios 12:25 para que no haya desavenencia en el cuerpo, sino que los miembros todos se preocupen los unos por los otros.

1 Corintios 12:26 De manera que si un miembro padece, todos los miembros se duelen con él, y si un miembro recibe honra, todos los miembros con él se gozan.

1 Corintios 12:27 Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular.

Es necesario también que cada uno se esfuerce por llevar a cabo su ministerio y que lo cumpla.  En una iglesia fuerte y dinámica, todos los miembros hacen su parte, si esto no ocurre, esa iglesia no llegará a ser tan fuerte ni tan dinámica.

1 Corintios 12:28 Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas.

Así es que nuestro admirable Apóstol Pablo fue por todo el mundo con ardiente amor, abrazando a toda la humanidad, y sacrificando gozosamente su propia vida, entregándose resueltamente al cumplimiento de la tarea que recibió en el camino de Damasco, trabajando en este propósito más que los demás apóstoles, “pero no yo, como él decía, sino la gracia de Dios conmigo”.

1 Corintios15:10 Pero por la gracia de Dios soy lo que soy; y su gracia no ha sido en vano para conmigo, antes he trabajado más que todos ellos; pero no yo, sino la gracia de Dios conmigo. 

Pablo estaba tan profundamente agradecido por la gracia y misericordia de Dios que no le costó nada renovar su mente, porque una vez que él renació, él inmediatamente empezó a vivir en Cristo, él estaba absolutamente persuadido de que Cristo moraba en él.

2 Corintios 5:17. De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

Y así como el Señor Jesucristo tenía un equipo con 11 discípulos con los cuales se movía y quienes le acompañaban en el movimiento de la Palabra de Dios, para que de ese modo la Palabra fuera edificándose en la vida de varios y produciendo impacto, nuestro Apóstol Pablo tampoco lo hizo solo, él requirió de muchos que lo ayudaron en todas las categorías.

Podemos mencionar entre varios a  hombres y mujeres de Dios que lo apoyaron porque eran sus amigos, personas que incluso arriesgaron sus vidas por él como Priscila y Aquila, también Epafrodito de Filipos quién forzó sus energías hasta el límite y como consecuencia sufrió una enfermedad que casi le cuesta la vida en su deseo de ser de ayuda al apóstol cuando éste se encontraba en la cárcel.  Asimismo, Timoteo renunció gustosamente a sus ambiciones personales para ayudar a Pablo en sus actividades misioneras como si de su propio padre se tratara.  También podemos mencionar a Lucas, el médico amado, quién lo acompañó en todo su tercer viaje y lo más probable es que de no haber sido por Lucas, Pablo habría muerto. Lucas, como médico, lo ayudó a mantenerse en forma durante este duro viaje. Estuvieron como náufragos en alta mar y cuando llegaron a tierra seguramente debe haberlo atendido.    También en Hechos 20:3-4, vemos a Pablo y a siete de sus colaboradores que lo acompañaron hasta Asia.

Hechos 20:3 Después de haber estado allí tres meses, y siéndole puestas asechanzas por los judíos para cuando se embarcase para Siria, tomó la decisión de volver por Macedonia.

Hechos 20:4 Y le acompañaron hasta Asia, Sópater de Berea, Aristarco y Segundo de Tesalónica, Gayo de Derbe, y Timoteo; y de Asia, Tíquico y Trófimo.

Luego el versículo 6 dice: Y nosotros, pasados los días… No dice y Pablo, él solo. Dice nosotros. y hasta el final del libro de Hechos dice: nosotros, toda la narración está en plural y el escritor del libro se incluye. El escritor del libro es Lucas, el médico amado.  

Pablo sufrió amenazas de todo tipo, pero él nunca desmayó y mantuvo su postura luchadora, su convicción, su tenacidad, porque había muchos apoyándolo y muchos también recibiendo su apoyo, debido al  gran amor y compañerismo que existía el pudo empujarse para cumplir su llamado, a tal grado que él ni siquiera tenía temor de perder su vida si con esto él hubiera logrado algún beneficio para la gloria de Dios.

SU LEMA:

Filipenses 3: 13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

Filipenses 3:14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

PERSECUCIONES Y SUFRIMIENTOS:

Si hay un hombre que atravesó dificultades fue precisamente el Apóstol Pablo y durante sus tres viajes y la subsiguiente evangelización padeció terribles persecuciones y graves pruebas, pero siempre permaneció acompañado.

En su segunda epístola a los Corintios él relata de sí mismo:

2 Corintios 11:23 En trabajos más abundante; en azotes sin número; en cárceles más; en peligros de muerte muchas veces.

2 Corintios 11:24 De los judíos cinco veces he recibido cuarenta azotes menos uno.

2 Corintios 11:25 Tres veces he sido azotado con varas; una vez apedreado; tres veces he padecido naufragio; una noche y un día he estado como náufrago en alta mar;

2 Corintios 11:23 en caminos muchas veces; en peligros de ríos, peligros de ladrones, peligros de los de mi nación, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos;

2 Corintios 11:23 en trabajo y fatiga, en muchos desvelos, en hambre y sed, en muchos ayunos, en frío y en desnudez;

2 Corintios 11:23 y además de otras cosas, lo que sobre mí se agolpa cada día, la preocupación por todas las iglesias.

Como podemos apreciar, el Apóstol Pablo pasó por muchas situaciones difíciles, pero su confianza siempre estuvo puesta en Dios, su consolación era que Dios lo consolaba en todas sus tribulaciones, para que también él pudiera consolar a los que estaban en alguna tribulación y así fue como él anduvo por la tierra, y aunque él no se sentía tan digno porque había sido «misericordiosamente investido de este ministerio» entendió que su misión consistía nada menos que en ser «colaborador de Dios» y alcanza su grado culminante por el hecho de que esta colaboración consistía nada menos que en ser «administrador de los misterios de Dios».

1 Corintios 4:1 Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios.

¡Dios se fió de Pablo y de su gestión al frente de su Casa y pone en sus manos la administración no de sus bienes materiales, sino de sus mismos misterios!  Esto fue lo que lo mantuvo viviendo en gratitud y en admiración continuamente. Su fuerza invencible radicaba en la conciencia de estar siendo impulsado por Cristo mismo, de que en su debilidad residía «la fuerza de Cristo».

1 Timoteo 1:12 Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio,

1 Timoteo 1:13 habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad.

Y a pesar de que el primer libro de Timoteo narra la Iglesia del Primer Siglo en su apogeo, el segundo libro de Timoteo narra la iglesia convirtiéndose en ruinas.  Gran parte de lo que él había edificado se estaba desmoronando. ¿Qué fue lo que pasó? 

 Muchos de ellos como lo señala 2º Timoteo 2, 3 y 4, se enredaron en los negocios del mundo, otros no fueron diligentes y descuidaron el mantenerse como obreros haciendo la palabra,  algunos  se pusieron soberbios, blasfemos, desobedientes, otros prefirieron los deleites más que el amar a Dios, y también otros apartaron de la verdad el oído y se volvieron a las fábulas.

    En conclusión este maravilloso apóstol fue abandonado por muchos de sus colaboradores.

 2 Timoteo 1:15. Ya sabes esto, que me abandonaron todos los que están en Asia, de los cuales son Figelo y Hermógenes.

 2 Timoteo 4:10 porque Demas me ha desamparado, amando este mundo, y se ha ido a Tesalónica. Crescente fue a Galacia, y Tito a Dalmacia.

 2 Timoteo 4:11. Sólo Lucas está conmigo.

 Es cuando la iglesia está decayendo y el ministerio de Pablo pronto a concluir que le encarga a Timoteo que se haga cargo:

 2 Timoteo 4:1 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino,

 2 Timoteo 4: 2 que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

 2 Timoteo 4: 3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,

 2 Timoteo 4: 4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

 2 Timoteo 4: 5 Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.

 2 Timoteo 4: 6 Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano.

 2 Timoteo 4: 7 He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.

2 Timoteo 4: 8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

 Si queremos que la Palabra de Dios viva en nuestra generación, de la cual todos nosotros somos responsables, no podemos abandonarnos, debemos permanecer juntos.

 Si no hubiera sido por los creyentes que bajaron a Pablo por las paredes de la ciudad en un canasto a escondidas, (cuando él comenzó su ministerio), Pablo habría muerto. Pablo resistió y los creyentes resistieron con él.

 No podemos permitir que algo así ocurra en nuestra generación. Tenemos el ejemplo de las escrituras, tenemos el ejemplo de Pablo.

 2 Corintios 13:11 Por lo demás, hermanos, tened gozo, perfeccionaos, consolaos, sed de un mismo sentir, y vivid en paz; y el Dios de paz y de amor estará con vosotros.

 Estamos en esto juntos, ¡Resistid!

Hoy habia 7 visitantes (31 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!

Centro de Salud Natural PVM tiene como objetivo ofrecer terapias naturales personalizadas, en complemento a las medicinas convencionales.
El enfoque terapéutico es holístico, es decir se trata a la persona como un todo, ocupándose de la mente, alma y espíritu.. El tratamiento está enfocado a que el mismo organismo estimule su propia energía vital y restablezca su equilibrio, sanándose y curándose.
Se utiliza como método de diagnóstico la IRIDOLOGÍA y se lleva a cabo las terapias que sean más adecuadas para cada caso:
Aromaterapia, Auriculoterapia, Biomagnetismo, Drenaje linfático, Fitoterapia, Homeopatía, Masajes terapéuticos, Nutrición y Dietoterapia Naturista, Medicina Bioenergética (estímulos naturales), PNL, Reflexología, Terapia Floral.

Cursos y talleres.

También se realiza orientación de tipo espiritual.

Terapeuta Patricia Varela Mella
Licenciada en Naturopatía Holística, Homeopatía y Acupuntura de la Universidad de Aconcagua.

Atención en Santiago, comuna de La Reina consulta particular,calle Las Arañas 2353-C.
Fonos: 4159259 / 8-3036290
email: saludnaturalpvm@gmail.com/
naturopatapvm@gmail.com
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
"Y SOBRE TODA COSA GUARDADA, GUARDA TU CORAZÓN (LO MAS INTIMO DE TU MENTE), PORQUE DE EL FLUYE LA VIDA".